Blog

Seguimos sumando: 14 etapas y 322 kilómetros

Siguen las andanzas de Jon Karla y Jorge en su caminar hacia Santiago. Paisajes que están resultando de su agrado, viñedos y olivos, peregrin@s que van encontrando en alguna etapa, gente con la que conversar y otras personas a las que no hubieran querido conocer nunca…. Y la lluvia, que ya no se ha aguantado y ha querido acompañarles alguna etapa. Junto con su amigo el frío se han hecho colegas de esta particular pareja.

ETAPA 8 Radicofani – San Quirico (28Km), jueves 14 marzo

“Una etapa bonita al comienzo. Estábamos a 815 metros y hemos ido bajando y lo hemos andando por camino, con unas vistas increíbles y lo hemos disfrutado bastante. Después la cosa ha cambiado y hemos andadopor carretera. Los pies sufren de tanto caminar por asfalto pero es lo que hay… San Quirico es una ciudad de veraneo en la que apenas había gente. Estaba todo cerrado. Un pueblo desierto pero bonito. Preguntamos por el albergue  y nos mandaron al municipal que estaba bastante bien y en el centro del pueblo. Hemos coincidido con Fabrizzio, que es un peregrino que está haciendo el camino desde un pueblo de Siena a Roma. Compartimos con él cómo le había ido a él por lo pueblos que nos toca conocer a nosotros”

ETAPA 9 San Quirico – Ponte d’Arbia (26 Km), viernes 15 marzo

“Desde la salida Google maps nos ha indicado bien la opción de ir caminando lejos del asfalto y hemos ido por viñedos, bodegas, paisajes bonitos. Ha sido una etapa para disfrutar, con un tiempo genial. Ponte d’Arbia es un pueblo muy pequeño, con pocas casas y algunas de ellas abandonadas. El albergue es municipal y una señora nos ha explicado como era el funcionamiento y nos ha dejado las llaves porque hemos estado solos. Hemos comido pasta fresca y jabalí, que estaba exquisito. Buen sabor de boca este día. En los pueblecitos el ambiente es genial y, además, nos hemos econtrado con el presiente de la Vía Francigenia y le hemos estado comentando las deficiencias y nos ha dicho que intentarán acondicionarlo poco a poco”

ETAPA 10 Ponte d’Arbia – Siena (28Km), sábado 16 marzo

“Etapa bastante bonita, con paisajes muy agradables. Lo bonito de esta etapa es la llegada a Siena, con esa entrada al casco antiguo y a la zona amurallada, que es verdaderamente precioso. De todos modos, si algo quiero recalcar hoy es nuestro agradecimiento a las monjas de la Congregación de San Vicente de Paul, que es dónde nos hemos alojado. El presidente de la Vía Francigena nos había recomendado este sitio y no ha defraudado. Nos ha recibido Sor Ginetta con una sonrisa, los brazos abiertos y ofreciéndonos todo a cambio de nada. Hemos estado charlando con ellas y nos han contado que atienden a gente que no tiene recursos, a quienes ofrecen su comida todos los días, y a niños a los que dan clases y comida. Ha sido una gente encantadora y admirable. Por fin hemos encontrado un sitio de esos que reconfortan y producen una gran satisfacción”

 

ETAPA 11 Siena – Colle di Val d’Elsa (28Km), domingo 17 marzo

“Etapa corta de 18 kilómetros. La salida de Siena es muy bonita pero nos ha tocado ir por carretera. Hemos seguido viendo viñedos y desde lejos ya hemos visto que nuestro destino, que era Monteriggioni, era una zona amurallada en la que se aparcaba  extramuros y se entraba a pie. Había mucha gente y nos hemos encontrado una prueba deportiva de mountain bike que ha hecho complicado que nos moviéramos por el pueblo. Lo de alojarse y comer no estaba fácil y hemos decidido seguir hacia adelante, hasta Colle di Val d’Elsa, que estaba a 10 kilómetros, situado en una colina. Hemos visto gente que venía de hacer alguna ruta y le hemos preguntado por el albergue y resulta que una de ellas sabía castellano y nos ha estado explicando que era guía, que estaba haciendo una etapa de la Vía Francigena con ellos. Ellos se habían alojado en un monasterio en lo alto del pueblo que les habían abierto y han llamado para ver si nos podían alojar porque ellos no pasaban noche allí. Nos han alojado y nos han ofrecido comer con ellos dándonos de su comida y ha sido un rato muy agradable, reviviendo el sentido del peregrinaje. Ha sido muy genial y un gran día pese a andar más de lo previsto”

 

ETAPA 12 Colle di Val d’Elsa – San Gimignano (21Km), lunes 18  marzo

“Primera etapa en la que la lluvia ha querido hacer acto de presencia. A unos 8 kilometros de San Gimignano ha empezado a llover, no mucho, pero si era molesto. Hemos llegado a nuestro destino a una hora razonable y nos hemos ido al convento de los San Agustinos para alojarnos. pero no había nadie. Hemos encontrado en una sacristía con un monje y nos ha dicho que no estaba abierto y que no alojaban a nadie. Nos hemos ido a otro que indicaba la guía y tampoco había nadie. Mojados, nos hemos ido a la oficina de turismo a preguntar dónde podíamos dormir porque los dos albergues estaban cerrados. Nos han mandado a un sitio que ha resultado ser una casa particular de una señora en la que, por una habitación antigua en malas condiciones  y sin baño, nos querían cobrar 45€ por los dos. Viendo que aquello no eran condiciones, mojados y cansados, después de andar durante más de dos horas por el pueblo, hemos vuelto al segundo convento y hemos conseguido que nos atendiera una monja que, de no muy buenas formas, nos quería cobrar 25€ a cada uno sin desayuno y que no atendía a razones de que fuéramos peregrinos. Hemos intentado convencerla, pero no nos ha quedado más remedio que tragar. Con impotencia y mal sabor de boca por la poca consideración de las monjas y acordándonos mucho de las del Convento de San Vicente de Paúl de Siena, hemos pasado la noche ahí”

ETAPA 13 San Gimignano – Gambasi (19Km), martes 18 marzo

“Hemos salido con mucho frío, con un viento helador. La etapa ha sido por asfalto porque seguimos sin ver la Vía Francigena. Han sido 19 kilómetros, aunque ponía 14. Lo de las medidas de estos italianos tampoco acabamos de pillarlo…Hemos subido por unas montañas a 500 metros y lo cierto es que el paisaje era muy parecido al de casa. Se veían los valles de la Toscana y ha sido precioso. A 8 kilómetros de Gambasi hemos parado en una casa antigua, rústica, que nos ha dado buen pálpito y ha sido un acierto, porque por fin Jorge se ha tomado un café con leche como Dios manda y yo un chocolate caliente divino. Una de las camareras tenía parientes argentinos e imaginaros a Jorge…. Con fuego bajo y buena charleta, hemos pasado una hora allí y nos ha venido de lujo para recargar pilas.  Aunque pensábamos que Gambasi iba a ser un pueblo como los anteriores, empedrado y con encanto, la verdad es que es normal. Hemos acabado durmiendo en un sitio muy cómodo en el que la dueña, después de contarle nuestro proyecto, nos ha hecho un buen precio. Tras el mal sabor de boca de ayer, está claro que unos días tienes una de cal y otros una de arena…”

ETAPA 14 Gambasi – San Miniato Alta (24Km), miércoles 20 marzo

“En esta nueva etapa el viento nos ha acompañado. Qué frío hace, la verdad…. Hemos ido junto a la carretera por camino y se agradece. Llevamos ya tres etapas viendo muchos olivos. Nos hemos enfrentado al tramo más duro en lo que llevamos, con un desnivel del 20%. A los coches les costaba, así que imaginaros a nosotros…. Nos hemos alojado en el Convento de San Francesco y nos han atendido bien, que son cosas que valoramos mucho. En el pueblo nos hemos llevado una sorpresa: apenas hay gente, pero hemos entrado en una iglesia impresionante con muchos frescos y mucho encanto a la que parece que nadie da importancia. Una pena que esto no se disfrute más, aunque nosotros sí lo hemos hecho”

No Comments

Leave a reply