Blog

Degustar el camino, 2.162 km, 84 días de aventura, 83 etapas

Caminar por tierra conocida les está permitiendo a Jon Karla y Jorge disfrutar del camino de otra manera. Hasta ahora han estado preocupados y pendientes de ver dónde comían, dónde dormían y todo era nuevo para ellos. Desde que llegaron a Roncesvalles, como decía Jon Karla, es otro capítulo del libro, otra historia. Han disfrutado de la compañía de gente que les quiere y se ha acercado a verles en varias etapas, están comiendo mucho mejor y eso es algo que agradecen sus cuerpos y su mente. “Entre visitas que nos traen comida y que por el camino aprovechamos para almorzar bien estamos recuperando buche”, aseguran. Ya queda menos. en 24 etapas Santiago les recibirá!

Etapa 77 RONCESVALLES-ZUBIRI (21,5KM), 23 mayo

“Etapa jodidilla y aunque parece que va a ser cómoda tiene dos subidas duras. Es bonita porque se camina entre bosque, por zona sombría y aunque hoy no hacía mucho calor al llegar a Zubiri ya había 20 grados. Hoy sabíamos que se iban a acercar desde Tudela a vernos unos amigos peregrinos, dos matrimonios, que conocí el año pasado en el camino. Dos de ellos han salido a nuestro encuentro y han andado con nosotros los 6 últimos kilómetros hasta llegar a Zubiri. Ya hemos ido biendo gente que iba fastidiada y cojeando, que la etapa de Saint Pie de Port pasa factura! En Zubiri hemos venido al albergue que vengo todos los años, “El Palo de Avellano”y hemos comido con estos amig@s con quienes hemos tenido una charleta recordando nuestra aventura común del año pasado. Además, entre las dos parejas nos han apadrinado 20km, algo que nos ha encantado y hecho ilusión. Además nos han traído unas verduritas de la Ribera Navarra para cenar y una tortilla de patata para mañana. Como para no estar contentos…”

 

Etapa 78, ZUBIRI-PAMPLONA (20,4KM), 24mayo

“Durante la noche ha estado lloviendo y al levantarnos estaba todos muy húmedo. Ha aguantado sin llover pero estaba todo muy embarrado y con camino peligroso. La etapa no es complicada de hacer pero se nota el arrastre de la primera etapa y ves a gente bastante tiesa. También hemos visto gente que comenzaba aquí el camino. Nos hemos alojado en el albergue Jesús y María, que aunque es municipal lo gestiona Aspace y está bastante bien. Se está a gusto y está muy cerca del Ayuntamiento. En 2017 Jorge no tuvo oportunidad de ver bien Pamplona y aprovechamos ayer para dar un paseo e ir enseñándole el recorrido del encierro, la Plaza del Ayuntamiento, un poquito todo”

Etapa 79, PAMPLONA-PUENTE LA REINA (24KM), 25 mayo

“Salimos pronto porque a las 6 en el albergue se revuelve todo y toca ponerse en marcha. La mañana estaba fresquita y fuimos caminando y viendo la cara de cadáveres de la gente que volvía de fiesta. Almorzamos en Zizur y luego fuimos subiendo el Alto del Perdón pero a mí me gusta porque tiene unas vistas impresionantes y vas dejando atrás Pamplona por los campos de trigo. En el alto había viento pero paramos igualmente a hacer unas fotos y disfrutar un poco. Lo fastidioso es la bajada porque es piedra suelta y no bajas con cuidado puedes tener un lesión. Hemos tomado una caña y a tres kilómetros y medio de la llegada nos hemos encontrado con Kani y Maite que estaban esperándonos para hacer ese trayecto hasta Puente la Reina. Nos hemos alojado en el albergue El Puente, donde ya estuve el año pasado, y cuando nos íbamos a duchar he recibido una llamada de Marta, que es la hija de Ignacio y Pili, uno de los matrimonios con los que estuvimos el otro día. Marta me llamaba para decirme que nos habían reservado en el restaurante “La Torreta” para que comiéramos, que estábamos invitados. La verdad es que estas cosas emocionan porque yo a ella justo la conozco del otro día y fue un detallazo. A la tarde estuvimos con peregrinos que nos vamos encontrando en el camino y a quienes les explicamos nuestro proyecto. Además hoy nos ha abandonado ya Andoni, que después de pasar unos días andando con nosotros ha vuesto a su rutina y nosotros a la nuestra”.

 

Etapa 80-PUENTE LA REINA-ESTELLA (22KM), 26 mayo

“A la mañana hemos amanecido con fresco y vamos con manga larga todo el camino. A los dos kilómetros de salir hay una subida fastidiada pero se hace. Hemos entrado en una zona de viñedos, de tierras navarras y son campos de trigo que todavía están muy verdes. Se ve mucha gente caminando y tienes compañía todo el rato. Hemos parado a tomar un pincho de tortilla en el camino y hemos vuelto a tener compañía. En esta ocasión han venido a vernos amigos de la cuadrilla Rakatapla, además de Mamen y David, que venían con su txikitin que ha nacido hace poco tiempo,  y Amaia y Josetxu. Hemos estado comiendo en el restaurante Casanova, cerca de la plaza Los Fueros de Estella, que es un lugar que a mí me gusta porque pone una menestra de verduras riquísima. Había alguna fiesta en el pueblo y estaba muy animado por las votaciones y por los gigantes y cabezudos que hemos visto por las calles. Nos han invitado a comer y, además, nos han traído un pan casero que hace la hermana de Amaia en el caserío, un queso de cabra y unas milhojas de una pastelería de Llodio. Creo que los kilos que habíamos perdido los vamos a recuperar en nada. Además nos hemos alojado en el Albergue que lleva la Asociación Anfas, una asociación sin ánimo de lucro que nació en 1961  y cuyos hospitaleros son discapacitados que trabajan voluntariamente y nos han tratado de lujo”

Etapa 81 -ESTELLA-TORRES DEL RIO (29KM), 27 mayo

“Una vez más nos hemos levantado con frío y a la gente se la veía bastante abrigada. Los peregrinos se levantan para las 5 de la mañana pero nosotros hemos aguantado hasta y media y hemos empezado a andar alas 6.3o. Al principio, para toda la gente que hay, apenas hemos visto gente andando, pero a medida que han ido pasando los kilómetros ya ha aumentado. Hemos desayunado en el camino pero nos ha costado porque primero no encontrábamos nada abierto y luego nos hemos adentrado por caminos de campo. Hasta los Arcos, que nos pillaba a 21 kilómetros, no hemos almorzado. Hemos tomado un pincho de tortilla y una cervecita y luego nos ha costado arrancar. Se nos han hecho eternos los 9 kilómetros hasta Torres del Río. Son de esos días en los que no sabes la razón pero vas reventado y hemos acabado doblados. Una ducha y comer nos han servido para recuperar. Hemos aprovechado la tarde para charlar con la gente que va  caminando y hemos estado también en un templo de los templarios, que es octogonal, que solo hay 4 en el mundo,  éste, otro en Eunate, otro en Jerusalén y otro en Alemania. Aquí hacían rituales, pero no era una iglesia como tal en la que hacer la ceremonia”

 

ETAPA 82 TORRES DEL RIO-LOGROÑO (20KM), 28 mayo

“Etapa con mucho frío a primera hora de la mañana y con un viento norte complicado de llevar. Paramos en Viana a almorzar y luego poco a poco fuimos dirección a Logroño, donde habíamos reservado en un albergue privado porque el municipal no tengo buen recuerdo de otros años. Allí nos dimos una ducha y nos fuimos a dar una vuelta por la calle Laurel y lo cierto es que daba gusto. Otras veces había llegado un sábado y era horrible entre la gente de la ciudad, la de despedidas de solter@s y l@s peregrinos. Esta vez estaba muy tranquilo y para degustar unos pintxos y un vino de maravilla. Hemos aprovechado para ir charlando con más peregrinos, con una pareja de Vigo y con Jorge, un colombiano que estaba en el albergue al que le hemos contado nuestro proyecto y ha querido apadrinar 10KM con 50E. Son cosas emocionantes que alguien a quien acabas de conocer haga esas cosas, la verdad…”

Etapa 83 LOGROÑO-NÁJERA (29,6KM), 29 mayo

“Para no variar a la mañana ha hecho muuucho frío. Tenemos hasta moquera y hemos tenido viendo helador, aunque no llovía.  A falta de 6 kilómetros habíamos parado a almorzar en un viñedo y ha empezado a caer xirimiri y hemos tenido que protegernos y coger el paraguas y los chubasqueros. Hemos ido al albergue Puerto de Nájera, que ya lo conocía y allí ha venido a verme mi primo Santitxu desde Llodio con su moto a pasar el día y comer con nosotros y se ha acercado Agurtzane y unos amigos de Nanclares. Está bien porque desconectas, te comentan cómo te ven, que tu no eres consciente de ello y te distraes. Estuvo bien, disfrutamos y echamos unas risas”

No Comments

Leave a reply